Diccionario

Indice
Indice

 

CABÁS:

Maletín de madera, donde los niños llevaban los libros y el material escolar.

CABO DE AÑO:

Aniversario de un fallecimiento conmemorado con sufragios.

CABRETE:

Entreplanta situada entre el bajo y el primero de algunos edificios, donde solían vivir los pescadores.

CACHIRULO:

Seta del juego del billar y, por aproximación, órgano masculino.

CACHULI:

Mote con que se apodaba a una saga de raqueros santanderinos, de la primera mitad del siglo. Así era conocido también, hasta su cierre a finales de los 50, el acomodador del Cine Popular Victoria de Santander. Era frecuente escuchar su nombre en la oscuridad durante cualquier sesión.

CACHUPÍN:

Guateque. En América, sobre todo en México, se conoce por este nombre a los españoles. En Laredo corresponde a un linaje del lugar.

CAFETERA:

Borrachera. Pertenece al argot callealtano. También se usa como sinónimo de armatroste, referido fundamentalmente a los relojes.

CAGALITA:

Insulto infantil que significa miedoso. También se llama apañacagalitas a los tacaños.

CAGUETA:

Miedoso.

CAILA o CALA:

Peseta.

CAILÓN:

Tiburón. Se utiliza también como insulto despectivo.

CALADA:

Aspiración del humo de tabaco.

CALLIVAGO:

Raquerillo. Chavaluco que deambula por las calles.

CALDERA:

En sentido figurado, estómago, y en argot de los marinos.

CALE:

Golpe.

CALO:

Calado en lenguaje marinero. Pero además se usaba popularmente para definir a aquellas personas cuyos apetitos no tienen fondo y que nunca se hartan.

CALLEALTERO:

Se dice de la gente que nace en la Calle Alta. Zona muy popular en Santander.

CALLO:

Dícese de la mujer fea y desagradable.

CAMUESCO:

Tasquero muy popular en los años 50/60 y también conocido como el rey del marisco,famoso por haber practicado en su juventud el salto de la rana.

CAMUÑAS:

Personaje no localizado, pero que con tal nombre o el más familiar de Tío Camuñas era utilizado para conseguir que los niños se durmieran. Es nuestro hombre del saco particular.

CANCANEADO:

Persona que tiene en el rostro las secuelas de haber padecido la viruela.

CANCO:

Maricón.

CANDONGOS:

Pandilla santanderina de los años 60, que partía de la zona de San Martín y famosos por su agresividad.

CANECO:

Botella y recipiente cerrado de barro o cristal que se llena de agua caliente y se utiliza en invierno para caldear las camas.

CANELO:

Perro. Cuando se dice hacer el canelo, significa hacer el ridículo.

CANENE:

Se emplea como insulto para señalar despectivamente a una persona raquítica. Muñeco.

CANINA:

Referido al hambre, quiere decir estar famélico.

CANTAMAÑANAS:

Persona irresponsable.

CANICA:

Bola de cristal para juegos infantiles. Estar canica es estar borracho.

CAÑA:

Echar una caña significa orinar y meter caña quiere decir forzar para que se cumpla algo.

CAPIROTE:

Adjetivo que se les aplica a los tontos. Tonto de capirote.

CARA:

Se aplica a la persona atrevida y sin escrúpulos. De los santanderinos suele decirse que tienen dos caras, es decir, que son un "poco falsos".

CARAJÓN:

Excremento humano de forma alargada y aspecto sólido, también llamado mocordo.

CARICOS:

Alubias negras.

CARPANCHO:

Utensilio en forma de bandeja fabricada con varas de avellano donde llevaban su mercancía las pescadoras.

CARRACUCA:

Personaje no localizado con el cual se comparaban tanto el hambre como el miedo: Tiene más hambre (o miedo) que Carracuca.

CARRILLADA:

Bofetada. También se dice chuletón.

CASCAR:

Hablar. Cascarse es, entre chavales, pegarse. Cascarsela es sinónimo de masturbación.

CASCARITA:

Concha de moluscos que aparece en las playas durante la marea baja y, a la vez, también significa vaina de las alubias.

CASCARRIA:

Cazcarria mal pronunciado, es decir, moco solidificado.

CASQUETE:

Acto sexual.

CASTAÑA:

Borrachera. Precedido del verbo dar significa pelearse o pegarse. Órgano sexual femenino.

CASTRÓN:

Hombre que persigue a las mujeres. También se denomina así a las personas que son falsas y que no tienen buenas intenciones.

CATALINA:

Es la luna.

CATAPLERA:

Carrerilla.

CATAPLINES:

Cojones, de forma muy suavizada.

CEBOLLETA:

Para denominar el órgano masculino, sobre todo en los bailes agarrados, donde se decía que se iba a arrastrar o restregar la cebolleta.

CENCERRO:

Persona que se dedica a dar la lata a los demás. También se aplica a las personas cuyas cualidades mentales no están demasiado sanas.

CERNER:

Esparcer, propalar y enredar.

CERRACINA:

Destrozo.

CHACHO:

Muchacho, voz que sirve para llamar.

CHAFANDÍN:

Chisgarabís.

CHAMARUCAS:

Molusco o almeja común. Se usa para despedir a alguien sin contemplaciones mandándole a pescar chamarucas.

CHAMELO:

Juego del dominó.

CHACHI-CANELA:

Muy bueno, canela fina.

CHANFAINA:

Dícese de aquello que es ridículo o extravagante.

CHANI:

Se llama así popularmente a los santanderinos.

CHAPA:

Tapa de las botellas de refrescos que servía para el juego con el mismo nombre. Chapar significa estudiar.

CHAPAPOTE:

Alquitrán o pichi que sirve para hacer el asfalto.

CHAPARRUDO:

Pescado de la bahía.

CHAPLEAR:

Zambullirse en el agua y bucear.

CHELE:

Diminutivo de José Miguel.

CHEPA:

Mote que se aplica a los jibosos.

CHICOTE:

Parte de la embarcación.

CHICHARRO:

Además de un pescado, se aplica a aquellos que son muy vagos. Eres más vago que un chicharro.

CHINCHORREO:

Chismorreo.

CHIFLO:

Órgano masculino.

CHILINA:

Órgano masculino.

CHILINDRÍN:

Poca cosa.

CHIMBAMBAS:

Lugar geográfico no localizado y de difícil acceso, cuando se dice que alguien está en las chimbambas, es que está muy lejos.

CHINGAR:

Acto sexual. Para indicar menudencia, se usa la expresión chingadillas.

CHIQUI:

Diminutivo que lo mismo sirve para hombres que para mujeres.

CHIQUITO:

Vaso de vino.

CHIRIPA:

Casualidad.

CHISPA:

Ir chispa, significa ir bebido. Tener chispa significa ser gracioso.

CHISQUERO:

Encendedor de piedra y larga mecha, de los nombrados en argot marino como contra viento y marea.

CHIVA:

Guardia municipal.

CHOFLE:

Pulmón del cerdo.

CHOLO:

Diminutivo de Manolo.

CHOMINO:

Órgano sexual femenino. También se dice potorro.

CHON:

Cerdo, proviene de la palabra lechón.

CHORIMANGAR:

Robar.

CHORRA:

Tener chorra, significa tener suerte. Ser un chorra quiere decir ser bastante simple.

CHOTEO:

Juerga, tomadura de pelo.

CHULE:

Palabra usada entre los raqueros agitanados para referirse al duro. También se decía chuley.

CHULI:

Apodo muy común.

CHURRAR:

Orinar. Las churras son los orines.

CHURRETE:

Suciedad.

CIGARRERA:

Profesión muy conocida en Santander después de instalarse la Fábrica de Tabacos.

CIÓN:

Nombre familiar de Concepción, Encarnación, Adoración, etc. También se dice Cionín.

CIRIEGO:

Cementerio santanderino. Cuando se dice irse para Ciriego significa morirse.

CISCOLERA:

Persona que gusta de promover y revolver jaleos.

COBRAR:

Amenaza de recibir una paliza.

COCOS:

Insecto sin nombre conocido.

COLE:

Darse un cole es darse un chapuzón.

COLOÑO:

Haz de leña o grupo de astillas atadas con un alambre que se vendían en las carbonerías para encender la lumbre en las casas. Hacerse un coloño es liarse, y hacer un coloño es no distinguir.

COMILITÓN:

Tragón.

CONTRA:

Cuanto. Contra más le pegaba, más se reía.

CORACERO:

Estibador del muelle.

CORCÓN:

Pez, mule.

¡CORFLIS!:

Equivalente a ¡cáspita!, ¡córcholis!.

CORRALADA:

Patio delante de un grupo de casas.

CORREDANA:

Pez, también llamado porredana.

CORRER:

Vender, representar.

COSQUE:

Golpe ligero en la cabeza.

CUASI:

Casi.

CUBANERO:

Indiano procedente de Cuba.

CUCA:

Diminutivo de María.

CUCHI:

Vulgarmente, prostituta.

CUDILLEROS:

Pescadores que faenan con red de noche, cuando baja la marea y a la orilla de la playa.

CUERVAS:

Peces de gran similutud con la caballa.

CUEZO:

Pezuña, de ahí que se diga la frase: meter el cuezo.

CULERA:

Parte trasera del pantalón o de cualquier prenda de vestir que sea larga.

CULERO:

Braga.

CULO PAJARERO:

Dicho que se aplica cuando hay desnudez.

CURRUSCO:

Extremidad del pan.

CUSCO:

Perro pequeño; sirve también para llamarle.

 

Indice
Indice

 Atrás al índice