aperturas I

  Las aperturas son aquellas jugadas con las que las blancas inician el juego, y las defensas son los planteamientos de las negras para oponerse a la iniciativa de las blancas, puesto que el hecho de efectuar el primer movimiento les concede ventaja. 

Hay unas reglas que nos permiten familiarizarnos con esta fase del juego, y que al mismo tiempo nos acercan a conceptos bastante mas complicados como: el desarrollo, el espacio y el tiempo. 
 

PRINCIPIOS GENERALES DE LAS APERTURAS

No solo es verdad sino incluso evidente que los movimientos de apertura en el ajedrez se basan en ciertas ideas bien definidas. Estas ideas constituyen los cimientos allí donde los movimientos representan la construcción propiamente dicha.

En cualquiera de las actividades humanas aquel que solamente es capaz de ejecutar algo, pero no comprende lo que hace, está en desventaja respecto del que sabe, no solamente construir, sino también explicar con precisión porque construye de esa manera. Se nota particularmente esta verdad cuando el desarrollo previsto no responde a las leyes a las cuales se supone que debe obedecer, en ese caso el ejecutante debe cruzarse de brazos. Es entonces cuando el técnico o el ingeniero aparece y ajusta la mecánica delicada.

Todo esto es tan cierto en el terreno del ajedrez como en todas aquellas actividades donde se combinan la teoría y la práctica. Y como los movimientos de ajedrez, es decir su aplicación práctica, son mas difíciles de clasificar, ( en otras palabras saber cuando una jugada es buena o mala) que, por ejemplo, establecer en la construcción cuando una pared está torcida o unos cimientos defectuosos, la importancia de las ideas, es decir la teoría, tiene en ajedrez una importancia capital.

Podemos encontrar un ejemplo excelente de todo esto en las desviaciones de la teoría. Una partida comienza por 1.-e4 f6. Esta respuesta es mala, es incluso tan mala que no se encontrará en ninguna de las recopilaciones de movimientos de apertura normales.

¿Cómo hay que actuar? Aquel que haya aprendido de memoria páginas  y páginas de movimientos sin comprenderlos se sentirá perdido, ni será capaz de encontrar una razón para explicar que ese movimiento es malo. Pero aquel que sabe que las negras han descuidado el centro, privado a su caballo de rey de "su" buena casilla y que han debilitado la posición de su rey, encontrará con facilidad la forma de sacar provecho de esta falta.

ventdesmorphy.bmp (1440054 bytes)

Las negras tienen su rey en el centro por tanto las blancas no dudan en sacrificar pieza para abrir la columna "f"y poder llegar a "f7".

Corresponde a una partida de Morphy y seria instructivo analizarla.Las negras jugaron ef5 y perdieron en pocas jugadas.



Quizás no siempre nos demos cuenta de que la teoría de aperturas en el ajedrez procede de un cierto número de postulados bien determinados. Son muy simples y, una vez conocidos, ya no deberán ser olvidados. Son los siguientes:

1.-En la posición de salida, las blancas, gracias al privilegio de comenzar el juego, poseen una ligera ventaja, como consecuencia de ello...
2.- ... el fin de las blancas en la apertura debe ser asegurarse la ventaja de la posición, mientras que...
3.-...la finalidad de las negras debe ser establecer la igualdad.

La racionalización de estos problemas en cada caso particular es lo que significa la "Teoría de Aperturas". Una vez que los puntos 2º y 3º se han logrado, la teoría ha sido satisfecha y ya  solo queda jugar.

Sin embargo, hasta ahora, nadie ha podido nunca encontrar un método para determinar los valores que sean superiores a la práctica magistral. Dicho de otra manera:  si nos atenemos estrictamente a las reglas y los principios sólidamente establecidos, obtenemos una posición que trae consigo ventajas e inconvenientes para los dos adversarios. En esas condiciones una partida entre dos especialistas representa el indicio mas importante que podemos encontrar, para el estudio en profundidad del ajedrez. Esta es una de las principales razones que tenemos para anotar las partidas.

En todos los tratados de aperturas se habla de movimientos "normales" y de posiciones "normales".
Vamos a ver como llegamos a esta normalidad.

Hay dos conceptos fundamentales en las aperturas: el desarrollo y el centro. El desarrollo es la puesta en juego de las piezas. El centro son las cuatro casillas en el centro geométrico del tablero. Partimos del principio básico de que es esencial en la apertura desarrollar todas las piezas armoniosamente y de manera que aseguremos lo mas favorablemente posible el control del centro.

Veamos diez reglas practicas a las que podemos denominar PRINCIPIOS GENERALES DE LAS APERTURAS, aunque el jugador experimentado conozca muchas excepciones a las mismas.

Lbp16.bmp (8310 bytes)Iniciar el juego adelantando dos pasos el peón de rey o el de dama. Con intención de mantener al menos un peón en el centro y si es posible los dos. 

Lbn16.bmp (8310 bytes)Sacar antes los caballos que los alfiles. (consejo aceptado por todos del campeón del mundo Enmanuel Lasker, el jugador que mas años ostentó este título) 

button(1)6.jpg (2145 bytes)Lbr16.bmp (8310 bytes)Enrocarse cuanto antes. (El mejor sistema de defender el rey es el enroque) 
 

button(1)6.jpg (2145 bytes)Procurar que los movimientos de desarrollo de las piezas sean al mismo tiempo una amenaza.

Dwq16.bmp (8310 bytes) No sacar la dama al principio de la partida. (Ya hemos visto antes el valor de las piezas y sabemos que la dama es la mas importante, por eso si en la apertura es atacada por un caballo, un alfil o un peón tendrá que retirarse. Puede darse el caso de que mientras nuestro oponente va sacando piezas y al mismo tiempo ataca la dama, nos encontraremos con que él habrá puesto en juego todas sus piezas y nosotros solo la dama. En un caso como este lo normal es que perdamos la partida.

Dos posiciones en los que es facil apreciar la ventaja de desarrollo de las blancas

ventdesf5.bmp (1440054 bytes)

 

Las blancas amenazan Cf5(caballo en 5ª).

columna d.bmp (1440054 bytes)

 

Las blancas controlan la columna "d" y amenazan Ce5.

Ricardo Reti, Maestro checo 1889-1929 Fundador de la Escuela hipermoderna CONTROLAR EL CENTRO. (Quien controla el centro tiene ventaja. Ya sabemos que pasa en otros deportes como el fútbol. En ajedrez es vital controlar, especialmente con peones, las casillas centrales. (e4-e5-d4-d5). La posición ideal es colocar peones en las casillas e4-d4, en el caso de las blancas o d5-e5 en el de las negras. Dos peones blancos en e4-d4 controlan las siguientes casillas: f5-e5-d5-d5 por lo que las negras no podrían situar aquí sus piezas. 

Ludwig Paulsen, maestro alemán 1833-1899, uno de las mas fuertes jugadors
del siglo XIX, creador de la Variante Paulsen de la SicilianaNo perder tiempos en el desarrollo de las piezas. En cada jugada debemos mover una pieza, pero moverla a un sitio útil, que cumpla una función, "que amenace algo" o que "defienda algo". (Especialmente que controle las casillas centrales) 

Enmanuel Lasker 1868-1941 Alemán, Campeòn del Mundo
durante 27 años. Nadie detentó tanto tiempo el titulo. Un caso extraordinario de longevidad ajedrecística y
el primero en aplicar la psicología en el ajedrez Vigilar las casillas f2 para las blancas y f7 para las negras (son las que están peor defendidas y en caso de retrasar el enroque un ataque sobre esta casilla puede ser definitivo.) 

f71.bmp (1440054 bytes)

f7.bmp (1440054 bytes)

Dwr16.bmp (8310 bytes)Dwr16.bmp (8310 bytes) Llevar las torres a las columnas centrales (siempre controlando el centro)o las columnas abiertas (es decir libres de peones) si ello nos permite situarlas en la 7ª fila,  atacar directamente el enroque o cualquiera otra ventaja ya sea material o posicional.

 Miguel Tal, El jugador mas peligroso de la historia
su valor para meterse en posiciones complicadísimas le granjeó la admiración de los aficionados
de todo el mundo, su capacidad para calcular larguisímas combinaciones fue única en la historiaLuchar por la iniciativa. En la apertura hay que conseguirla cuanto antes, o al menos intentarlo. A veces es conveniente sacrificar un peón, incluso dos, para tener una ventaja suficiente en el desarrollo de las piezas o  que nos permita atacar o evitar que el contrario se enroque y de este modo conseguir que nuestro ataque sea definitivo. En ocasiones no solo se sacrifica un peón sino una pieza para conseguir el mismo objetivo: Evitar que el contrario se enroque y ponga su rey a buen  resguardo de las piezas. No siempre se puede conseguir pero es conveniente estar alerta e intentarlo. En ocasiones, si podemos retrasar con amenazas el enroque de nuestro oponente , podemos plantear nuestro ataque mucho antes que él.

No es conveniente sacrificar sin un objetivo claro y preciso. Podemos sacrificar un peón por alguna de estas razones:
A)  obtener una clara ventaja desarrollo
B) desviar la dama enemiga  y aislarla del centro de operaciones el mayor tiempo posible.
C) Impedir el enroque adversario, temporal o definitivamente.
D) preparar un fuerte ataque.
 
 



 

En este visor es posible observar partidas  donde se incumplen estos principios lo que conduce a una muerte súbita.
 
 

Finalmente, no está demás recordar que hay dos preguntas a las que debemos poder esponder por cada movimiento hecho:

1.-¿Qué influencia tiene este movimiento sobre el centro?

2.-¿Qué influencia tiene en el desarrollo de mis otras piezas o peones?.

Todo movimiento que sigue los principios "base" son "normales" todos los que se aparten de ellos son "anormales".

Así 1.-e4, que coloca un peón en el centro y contribuye al desarrollo del ala de rey, es normal, pero 1.-a4 que no tiene ninguna influencia ni sobre el desarrollo ni sobre el centro es anormal. Igualmente después de 1.-e4 e5 2.-Cf3 que desarrolla una pieza y ataca un peón central es normal, mientras que 2.-b3 que desarrolla una pieza comparativamente poco importante y que no influye sobre el centro, es anormal. El lector encontrará muchos ejemplos parecidos.

Los sacrificios y los gambitos parecen violar a veces los sanos métodos de apertura y en realidad es así, porque cada sacrificio exige una justificación particular. Sin embargo es un hecho bien conocido y fácil de probar que en ciertos casos el material demás es inútil cuando nos encontramos en una posición restringida, en definitiva en una posición inferior. En casos semejantes los sacrificios son perfectamente normales. El sacrificio es la esencia de los gambitos.

Es indispensable contar con ellos en la marcha normal del juego, lo que introduce un nuevo factor. Este análisis es correcto desde un punto de vista teórico, pero en la práctica nos daremos cuenta de que el centro pasa de alguna manera a un segundo plano, y que la pregunta esencial que se hacen los dos adversarios es ¿La ventaja de desarrollo compensa suficientemente el material sacrificado?

Los movimientos normales en los gambitos son los que permiten responder afirmativamente a esta pregunta.

Para casi todas las aperturas existen una serie bien definida de movimientos normales que conducen a lo que habitualmente se llama una posición normal. Esta posición normal es el punto de investigaciones profundas sobre la apertura.

Si la posición es favorable a las blancas, la teoría tiene el deber de mejorar las posibilidades defensivas de las negras. A la inversa, si, como es lo mas corriente, la posición es igual, el problema consiste en mejorar el juego de las blancas. Algunas veces como es el caso de la Defensa Ortodoxa del Gambito de Dama Rehusado, la posición es teóricamente igual, pero llena de trampas y de dificultades. En este caso la teoría debe, y así lo hace, preocuparse de analizar la aposición para cada uno de los adversarios, para aumentar las posibilidades de ganancia de las blancas por un lado y por otra, para facilitar la labor de las negras.

Por ello además de las posiciones normales, existen las posiciones ideales.

Una posición ideal es aquella que logramos gracias a un conjunto de movimientos normales por parte de los dos bandos y que representa la mayor superioridad posicional posible que pueda alcanzar uno de los dos adversarios. Por tanto uno debe hacer todos los esfuerzos posibles para lograrla y el otro para evitarla.

En muchas aperturas modernas como la Defensa Alekhine o el Sistema Catalán, la partida llega a ser muy ventajosa para uno de los dos jugadores, lo que parece estar en contradicción con los principios de una apertura sana. Esta contradicción solo se puede explicar si consideramos el elemento PERMANENCIA.

En la defensa Alekhine las negras permiten a las blancas establecer un poderoso centro de peones, no porque crean que la posición de ese centro es mala, sino porque están convencidas de que tarde o temprano podrán dislocar los peones blancos y por tanto debilitarlos.

Así pues en el estudio de las aperturas debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿Cuanto tiempo podrá durar una ventaja determinada?

Otro matiz moderno: La transposición, que es muy corriente en las aperturas de peón dama.

Es muy importante responder claramente a la pregunta sobre el juicio de una posición al término de la apertura. Esta respuesta debe estar basada en un análisis general de la posición obtenida, y debe englobar estos cinco factores:

1.-El material.     2.-La estructura de peones.    3.-La movilidad.     4.-La seguridad del rey.    5.-Las combinaciones posibles.

En la mayoría de las aperturas (salvo los gambitos), solamente la estructura de peones y la movilidad importan realmente (el centro es un capítulo aparte de la movilidad, porque el jugador que controla el centro goza automáticamente de una mayor libertad para sus piezas).

Nos daremos cuenta a veces que las ideas que se consideraban la base de ciertas aperturas son de hecho eludidas e incluso están totalmente ausentes en la práctica.Esto quiere decir que las ideas no son leyes autoritarias, sino guías y consejos. La estrategia que es el conjunto de ideas, constituye el escenario. La táctica, o variación individual, es lo que completa ese escenario. Es por eso por lo que el resultado se aparta tanto y muy a menudo, del concepto original. A menudo una línea de juego que sigue la idea de base, y que por tanto es correcta desde un punto de vista estratégico, debe ser rechazada porque existe contra ella una refutación táctica. Es en estos casos donde interviene la corrección en el orden de las jugadas. Además en la mayor parte de las aperturas hay varias ideas por cada bando y todas ellas no pueden ser realizadas en una sola partida.

Es evidente que muchas de las situaciones a las que se llega en un libro que trata sobre las aperturas son tan complejas que un análisis de este genero no puede conducir a una conclusión definitiva. Es por lo que se reproducen partidas de maestros que continúan partiendo de esas posiciones.

El razonamiento es muy simple: Dos especialistas han estudiado esta partida y han llegado una conclusión, sus puntos de vista han sido verificados por otro especialista que juzga que los dos han jugado lo suficientemente bien (en caso contrario un comentario lo señalará). A menos que la opinión de otro especialista pueda apoyarse sobre una prueba excelente, hay razones para estimar que el juicio de los especialistas (Grandes Maestros) que han jugado la partida debe ser correctamente considerado.

Lo cual no quiere decir en absoluto que la teoría es infalible. Todo lo contrario, gracias  a Dios, el ajedrez no es una ciencia definitiva y exacta, sino un ser vivo que se desarrolla sin cesar.

Muchas correcciones, muchas mejoras han sido aportadas y lo serán todavía.

Pero esto no cambia nada el hecho de que si nos apartamos deliberadamente de la teoría, hay que tener una buena razón para ello. Rechazar en bloque toda teoría bajo el pretexto de que es incompleta e incluso falsa si llega el caso, es actuar de manera estúpida y peligrosa, una crítica inteligente de la materia prima general, aunque haya sido tenida por buena durante mucho tiempo, es la actitud sana y sensata.

 

VOLVER

VIAS DE ATAQUE EN LAS APERTURAS ABIERTAS