C.P. "JOSÉ DE ESCANDÓN"

Avda. Fernando Sáiz 1-A 39110- SOTO DE LA MARINA (CANTABRIA- ESPAÑA)
JOSÉ DE ESCANDÓN
A mediados del siglo XVII, España había conquistado la mayor parte del Continente Americano. En lo que ahora es México, se había logrado someter a casi todas las tribus y señoríos que la poblaban, excepto al territorio septentrional de la Nueva España que era conocido como "La Costa del Seno Mexicano", comprendida, en ese entonces, entre la desembocadura del río Pánuco y la Bahía del Espíritu Santo, ahora Texas.

Salvo la conquista hecha por Cortés en la provincia del Pánuco y el establecimiento de las misiones religiosas de Tula, Jaumave y Palmillas, gracias al espíritu indómito de los naturales, las dos formas de penetración española, la armada y la evangélica, habían fracasado en la conquista del Seno Mexicano.

La presencia de algunos exploradores de otras naciones europeas, en las fronteras al norte de las posesiones españolas, obligaron a la Corona a ordenar la colonización de las tierras despobladas, lo que al saberse en la Nueva España motivó a José Antonio Fernández, Antonio Ladrón de Guevara, Narciso Barquín de Montecuesta y al propio José de Escandón a presentar sus proyectos de colonización.

A pesar de la urgencia de colonizar la Costa del Seno Mexicano, esta se dilató en iniciar, desde el 10 de junio de 1739, fecha en que el rey Fernando VI ordenó se formara la Junta General de Guerra y Hacienda para que escogiera a la persona capaz de realizar con éxito tal empresa, hasta el 13 de mayo de 1748, cuando en importante junta, presidida por el virrey don Juan Francisco Güemez y Horcasitas, se designó a don José de Escandón como el responsable de ejecutar tal delicada encomienda. El 31 de mayo de 1748 el virrey extendió el nombramiento correspondiente para la Intendencia, Pacificación, Reducción y Población de la Costa del Seno Mexicano, que una vez poblado se llamaría Colonia del Nuevo Santander.

Del mes de junio a diciembre de 1748 Escandón se dedicó a propagar la noticia del establecimiento de los pueblos de la Costa, ofreciendo dinero y reparto de solares a todos los que quisieran ir. La propaganda hecha en Querétaro, San Luis Potosí, Charcas, Huasteca, Coahuila y en el Nuevo Reino de León fue tan intensa que a los pocos meses ya estaban listos los grupos que habrían de realizar el proyecto colonizador de José de Escandón.

GESTAS
Escandón y La Colonización.

Después de sosegar la rebelión de indígenas en 1732 en el Real de Minas de Guanajuato; ocho años más tarde, José de Escandón y Helguera sería nombrado Teniente de Capitán General de la Sierra Gorda y sus fronteras.

Con éste título regresaría a Querétaro en 1749 a apaciguar una sublevación indígena.

Escandón lograría liberar al Nuevo Reyno de León y las Fronteras del Pánuco, Tampico, Villa de Valles, Guadalcázar y Charcas de las hostilidades de los chichimecas.

Respaldado por su trayectoria militar en favor de la corona española, Escandón presentó plano, situación y circunstancias de toda la Costa del Seno Mexicano, propuso el poblamiento, el que seria aceptado por el conde de Revillagigedo, al tiempo que le dio el título de Lugarteniente y le subordinó los Gobernadores, Capitanes Generales y demás justicias de las fronteras de la Sierra Gorda y Costa del Seno Mexicano.

Luego de una exploración detallada efectuada en 1747, visitó Tula, Palmillas y Jaumave, para salir con sus tropas por la boca del Río San Marcos; mientras que otra parte de su gente la puso a explorar las riberas del Guayalejo.

Después de tal acción informó que la tarea de fundar catorce poblaciones con otras tantas misiones o poblados de indios al parejo de ellas, llevaría a palpar resultados en unos tres o cuatro años.

Escandón logró reunir grupos de Querétaro, San Luis, Charcas, Huasteca, Nuevo León y Coahuila, mismos que iniciarían las fundaciones; luego de dotar a Palmillas y Jaumave de autoridades y defensas, el 25 de diciembre de 1748, colocaría la primera piedra de lo que sería la Colonia del Nuevo Santander: estableció la Villa de Llera con cerca de doscientas personas.

El segundo de los poblados fue Güemez, fundado el primer día de 1749, con un poco más de trescientas personas; Padilla se levantó el seis del mismo mes y año; el diecisiete de febrero fundaría Nuevo Santander, la capital de la Provincia del mismo nombre.

Burgos lo fundarían personas de Nuevo León y Coahuila, el veinte de febrero; el cinco de marzo fue erigido Camargo; Reynosa nació el catorce del mismo mes y año a orilla del Río Bravo.

San Fernando se situó el 19 de marzo; luego Altamira el dos de mayo; esta primera entrada del colonizador a la Colonia del Nuevo Santander concluyó con la fundación de Santa Bárbara, hoy Ocampo, el 19 de mayo; las órdenes para que se erigiese Real de los Infante o del Pantano como Villa fueron dadas en el camino de salida rumbo a Querétaro con fecha de veintiseis del mismo mes de mayo, poblado que se formó cerca de una boca-mina y que hoy conocemos como Bustamante.

Escandón se ausentó diez meses. En 1750 reanudó las fundaciones con Soto la Marina, el tres de septiembre; mas tarde tocaría el turno a Villa de Aguayo la actual capital del Estado, con familias de pastores provenientes de Nuevo León, el seis de octubre.

Pocos días después fundó Revilla, actualmente, Nueva Ciudad Guerrero, el 10 de octubre de 1750.

Más tarde levantó la Villa de Escandón, hoy Xicoténcatl, el 15 de marzo de 1751, la que fue abandonada un año y medio después y reinstalada el 18 de diciembre de 1754; La Villa de Hoyos, se fundó el 19 de mayo de 1752, hoy se conoce como villa de Hidalgo: Más tarde se poblaría Santillana, Abasolo, el 26 de diciembre de 1752. Lugar de Mier o Villa de Mier, el seis de marzo de 1753.

Una fundación más fue la establecida en el lugar que hoy ocupa Laredo Texas, el 15 de mayo de 1755. Hasta aquí sumaban veintidós fundaciones hechas por Escandón en la Colonia, todas ellas obedecían medidas y administrativas en bien de la Corona.

Posteriormente se fundaría por sugerencias de José Tienda de Cuervo y del Ingeniero Agustín López de la Cámara Alta, la villa de Cruillas el nueve de mayo de 1776, en el pasaje conocido como Los Encinos el seis de junio en ese mismo año se poblaría la villa y real de San Carlos.

Cuando Escandón se disponía a fundar Croix, hoy Casas, fue llamado a la capital del virreynato, para que en su ausencia, el Mariscal de Campo Juan Fernando de Palacio y el licenciado José Osorio y Llamas efectuaran investigaciones sobre todo aquello que estuviera en contra del colonizador.
Se encontraron contradicciones. Se condenó a Escandón para que la villa de Croix se fundara bajo su costo; la erección de la villa tuvo lugar el tres de junio de 1770. Poco antes ya existía el poblado de San Nicolás. La última de las fundaciones realizadas durante el período colonial fue presas del Rey, Aldama, en abril de 1790.

Cuando Escandón fue llamado a la capital del Virreynato para que rindiera cuentas, se despediría de su magna obra colonizadora en la Colonia del Nuevo Santander.


Viene al mundo el día 19 de marzo de 1700, en el marinero barrio de "San Juan de la Canal" (Soto de la Marina) y fallece en la mejicana ciudad de Querétaro (otros textos situan su muerte en ciudad de México) en el 10 de Septiembre de 1770.

Fueron sus padres, don Juan de Escandón y doña Francisca de la Helguera, y sus hermanos, fray Francisco, monje franciscano, don Antonio José, Don Juan, doña Francisca y doña María.

Al igual que otros muchos esforzados cántabros, emigra a Nueva España (México), para "hacer las Américas", logrando fama, fortuna y numerosas distinciones como las de caballero de Santiago, coronel de las compañías de Infantería y Caballería de Santiago de Querétaro, gobernador del Nuevo Santander (Estado de Tamaulipas, Méjico) y finalmente el de Conde de Sierra Gorda.

Desde el día 25 de Diciembre de 1748, fecha de la fundación de la villa de Llera, hasta el año 1755, erige diferentes poblaciones en el citado virreinato, tales como Soto de la Marina, Laredo, Camargo, Reinosa, Güemes, Santillana, Santander, etc.

Este prestigioso militar y avanzado gobernante, funda también un Escuela de Primeras Letras en su lugar de origen, demostración iniequívoca de su profunda generosidad y de su acusado amor hacia su "tierruca" y sus gentes.

Jesús Canales Ruiz, historiador cántabro de este personaje dice de él:

" Escandón fue un hombre de inteligencia serena y reflexiva, un buen estratega, un hombre de empresa, un excelente político y un verdadero colonizador..."

Desde nuestro espíritu crítico de profesionales de la enseñanza, sólo nos resta añadir a estas letras extraidas del díptico editado por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana con motivo de la imposición del nombre del colonizador al Colegio Público de Soto de la Marina en Junio de 1993, que nos gustaría conocer la historia contada por los indígenas.

ENLACES CON TEMAS RELACIONADOS CON D. JOSÉ DE ESCANDÓN.

Rebeliones Indigenas

En un texto, en la Relación Histórica del Nuevo Santander, fray Vicente de Santa María, señala que el principal elemento de diferencia entre los habitantes del territorio precolonial, era el idioma.

A pesar de ello, los esfuerzos por mantener la paz fueron varios, entre ellos podemos citar, fumar la pipa de la paz, intercambiar costumbres, la participación de varias tribus en ritos comunes; sin embargo a partir de la llegada de los españoles, la reducción, las formas de congregación de los naturales, sobre todo la conquista trajo formas diferentes de rebelión y de resistencia.

La conquista iniciada a principios del siglo XVI, salvo raras excepciones como la de Hernán Cortés en 1523, culminaron en éxito, las demás se vieron envueltas en sangre por lo indómito de los pobladores indígenas.

Algunos intentos por apaciguar a los naturales se hicieron por los misioneros franciscanos Olmos y Mollinedo, sin embargo, los resultados no fueron muy promisorios dadas las condiciones de explotación que pusieron en marcha los hispanos.

Formas de esas fueron los presidios y las congregas, sitios en los cuales los indígenas eran tratados en forma infrahumana, según narran las crónicas, y que fue el motivo principal por el que mataran a los "protectores" y se volvieran montaraces.

A la llegada de Escandón, con el intento de colonización, la resistencia presentada por los naturales fue a tal grado que constituyó la principal razón de su exterminio. Mientras que algunos, decidieron introducirse en la religión hispana y adoptaron las nuevas condiciones de vida.

La distribución de la tierra, junto con sus pobladores, motivó serias y acaloradas discusiones entre los colonizadores y los antiguos "propietarios", principalmente religiosos pastores.

Por su parte la existencia de los naturales, y su conducta, exigió la presencia de doctrinarios y, lo que era más grave, el cambio de sitio para la fundación de las villas propuestas por Escandón.

Tal situación generó la ira del colonizador, también jefe militar de la nueva colonia, enviando órdenes precisas de ataque a los indios rebeldes, como se lee en la disposición enviada a los comandantes de los destacamentos militares del Nuevo Santander, para que inicien los preparativos de la campaña contra los indios rebeldes del Sihue, en la Misión de Tula, escrito fechado del 21 de agosto de 1764, localizado en el Archivo General de la Nación (PI. 248, 14, 361?364).

A pesar de la condición de nómadas, los indígenas del territorio tamaulipeco tomaban como suyo el espacio de donde obtenían el alimento al grado de morir en su defensa en caso de un intento de invasión.

De los asentamientos humanos podemos referir la resistencia presentada por los huastecos a las expediciones del Pánuco, efectuadas durante el siglo XVI.

Las rebeliones eran encabezadas por el caudillo del grupo, puesto generalmente ganado por la fuerza y la inteligencia presentada en los combates y no ciertamente resultado de una monarquía.

Manuel de Escandón, lugarteniente de la Sierra Gorda y Costa del Seno Mexicano, entre el 26 de febrero y el 20 de abril de 1765, envió a la ciudad de México a 11 indios rebeldes pertenecientes a la ranchería del caudillo El Chivato, como prisioneros por haber causado anomalías en las villas de la colonia.

La resistencia por la implantación de las villas en los sitios que ocuparon los naturales, provocó la respuesta militar por parte de las autoridades coloniales, tal fue el caso, según dice en el documento que Vicente González de Santianés, gobernador de la Nueva Santander, envía al virrey Marqués de Croix.

En él refiere las razones por las que propuso la campaña militar contra los rebeldes de la Sierra Tamaulipa Vieja, y de los encuentros que sostuvieron con éstos los destacamentos al mando de los sargentos Miguel de la Garza y Raymundo López.

El documento está fechado el 19 de agosto de 1769, como correspondencia recibida de México en San Carlos.

A pesar de las rebeliones y la resistencia presentada por los indígenas de la Costa del Seno Mexicano, y los costos que tales movimientos trajeron, la conquista y la colonización de Tamaulipas se logró a mediados del siglo XVIII, casi dos siglos después de haberse implantado el gobierno español sobre la gran Tenochtitlán.

FUNDACIÓN DE POBLACIONES

PREHISPANICAS

Chachahual o Tanchachahual, Tanchiz, Tanchoy, Tantoyuca, Tamu, Tantoana, Tantepelete, Tancustacán, Tamesí, Tanchumesí, Tancaxual, Tanzacanzí o Tanzacancique, Tampucho o Tampuche, Tansuche, Tamapul, Tantchín o Tanhuanchín, Tanzale y Camalauche.

Son nombres de la cartografía de los siglos XVI y XVII, de los que se localizan muy pocos.

PRECOLONIALES

Tamaholipa, 1544; Tula, 22 de julio de 1617, ciudad en 1836; Jaumabe (con esta ortografía), 23 de julio de 1617, restaurada en 1743; Misión de Santa Clara o Monte Alberne, 7 de agosto de 1617; Palmillas, 1617, restaurada en 1745; Santa Engracia, Majada y hacienda de ovejas, 1667; San Antonio de los Llanos, 1709, desapareció al fundarse Hoyos; Misión del padre Blanco, 1715; Presidio de San José, 1726; San Antonio, 25 de junio de 1726.

LAS VILLAS ESCANDONIANAS

La Ruta

Entre junio y diciembre de 1748, se desarrolló una intensa campaña en el virreinato para recabar voluntarios que quisieran participar en la colonización, una vez que fue ratificado el plan de Don José de Escandón el 31 de mayo de ese año. Al finalizar noviembre se había reunido ya la primera etapa de poblamiento, la cual dio principio a mediados de diciembre, cuando una caravana formada por más de tres mil personas partió de Querétaro bajo la dirección de Don José de Escandón.
En su trayectoria el grupo pasó por Tula, Palmillas y Jaumave, que fueron dotados de autoridades y de cuerpos de defensa, a fin de crear un corredor de auxilio seguro para los hispanos en caso de que los indios iniciaran una rebelión.

Llera

De allí marcharon hacia la porción media del territorio, justo en las estribaciones de la Sierra Madre Oriental y de la Sierra de Tamaulipas. El 25 de diciembre arribaron a un antiguo caserío indígena localizado en la margen Sur del río Guayalejo, siendo en ese sitio donde se concertó la fundación de la primera villa perteneciente a la Colonia del Nuevo Santander, denominada Llera en honor a Doña Josefa de Llera y Ballas, quien fuera esposa de Don José de Escandón.

Güemez

Una semana después, el 1o. de enero de 1749, se efectuó el establecimiento de la villa de San Francisco de Güemez (hoy Güemez), en la confluencia de los ríos San Felipe y Santa Engracia. El nombre de éste asentamiento constituyó una deferencia al virrrey conde de Revillagigedo, y en honor de su esposa Doña María.

Padilla

El 6 de enero tuvo lugar la creación de San Antonio de Padilla (hoy Padilla), a la derecha del río Purificación.

Jiménez

El siguiente paso dado por Escandón, consistió en buscar un sitio idóneo, justo en el centro de la comarca, para fincar la capital de la Colonia. En esta tarea gastó más de un mes, hasta que el 17 de febrero se decidió finalmente a fundar la villa de los Cinco Señores de Santander (Jiménez), en un punto localizado al noreste del arroyo de Flechadores.

Burgos

Tanto la Colonia como su capital, recibieron el nombre de Santander en recuerdo de la provincia española de la que era originario el virrey; mientras que Burgos, la villa que se fundó a continuación, rememoró la provincia en la que había nacido Escandón. La fecha exacta de su establecimiento fue el 20 de febrero de 1749, teniendo lugar en un paraje situado al Sur del arroyo de las Ciénegas de Caballero, al que sus obstinados 229 colonos se aferraron pese a las adversidades climáticas y a los ataques de los indios bravos.

Camargo

Las siguientes villas que se erigieron fueron Camargo y Reynosa, ambas evocando a poblados santanderinos, y la segunda patentizando, además la cuna de Don Juan Francisco de Güemez y Horcasitas. La fecha de instalación de Camargo fue el 5 de marzo y se llevó a efecto en un sitio próximo al río San Juan.

Reynosa

En tanto que Reynosa se fincó el día 14 de marzo, en un punto situado al Sureste de Camargo, justo en la margen Sur del río Bravo.

San Fernando

Continuando hacia el Sureste, el 19 de marzo se llevó a efecto la fundación de San Fernando de la Llave o de Presas (hoy San Fernando), para lo cual se utilizó el antiguo emplazamiento de la misión del padre Blanco. Sus 251 pobladores eran originarios de Cadereyta, Nuevo León; a raíz de una inundación ocurrida en 1751, tuvo que cambiar su ubicación al sitio en que hoy se encuentra.

Altamira

Al establecimiento de San Fernando siguió el de Nuestra Señora de las Caldas de Altamira (hoy Altamira), que pudo consumarse el 2 de mayo de 1749, en un paraje cercano a la fusión del Río Tamesí con el Pánuco. La traza de Altamira fue reticular, dando de ello constancia una copia del plano elaborado por Escandón, reubicado en Querétaro el 19 de enero de 1751 por Josefa B. de Guevara, del Consejo de Guerra de la Nueva España. El nombre de la villa rindió honores a don Juan Rodríguez Albuerne, marqués de Altamira, quien fue uno de los principales defensores del proyecto de Escandón.

Horcasitas

Como una nueva consideración al conde de Revillagigedo, el 11 de mayo de 1749 fue creada la villa de San Juan Bautista de Horcasitas (hoy Magiscatzin), también en la cuenca del río Tamesí y muy próxima al cerro del Bernal.

Santa Bárbara

Caminando siempre al Noroeste, el 19 de mayo de 1749 se eligió la Villa de Santa Bárbara , en el sitio denominado Tanguanchín. Sus 460 pobladores provenían de Valles, San Luis Potosí; consolidaron su estadía mediante el cultivo de maíz y otros cereales; debido a una destructiva inundación en 1757 se vieron obligados a trasladarse al lugar en que hoy se asienta como Ocampo.

Bustamante

Fundada Santa Bárbara, Don José de Escandón emprendió el retorno a la ciudad de Querétaro en donde tenía su residencia, llevando a cabo su última acción en la Colonia durante 1749, cuando el 26 de mayo autorizó elevar al rango de villa Real de los Infantes (hoy Bustamante), que estaba bajo el patrocinio de San Miguel.

Dolores

El 22 de agosto de 1750 se estableció la población de Nuestra Señora de los Dolores, en la margen Norte del Río Bravo. Algunos historiadores no consideran a ésta población debido a que fue fundada como hacienda.

LA ESPERA

Diez meses Escandón se mantuvo ausente de la Colonia, siendo entonces cuando reprimió un tumulto en Querétaro por la carestía de los alimentos y recibió del rey el título de Conde de la Sierra Gorda. Después retornó al Nuevo Santander para dictar medidas relacionadas con su administración económica, política y religiosa.

Soto la Marina

Reinició el programa de poblamiento el 3 de septiembre de 1750, al fundar Nuestra Señora de la Concepción de Soto la Marina (hoy Soto la Marina). Las cincuenta familias colonizadoras, originalmente habían tratado de consolidar una villa con el nombre de Vedolla al Sur del río Nueces. El fracaso los condujo al sitio que hoy se conoce como Marina Vieja. La ciudad que hoy rememora el lugar de nacimiento de Escandón fue erigida en 1810, cuando los colonos decidieron trasladarla río arriba, a fin de combatir una epidemia de fiebre amarilla.

Aguayo

La siguiente fundación en la Colonia fue la de Santa María de Aguayo (hoy Victoria), que se consumó el 6 de octubre de 1750, en el sitio identificado como Tamatán. Su población quedó conformada por familias de pastores y otros inmigrantes que provenían de Monterrey, siendo esta villa el cimiento de la que en honor del primer presidente de México se denominaría Ciudad Victoria, y que desde el 20 de abril de 1825 sería considerada como capital de Tamaulipas.

Revilla

Cuatro días después del establecimiento de Aguayo, el 10 de octubre de 1750, Escandón autorizó el emplazamiento de la Villa de Revilla (hoy Nueva Guerrero), en un paraje denominado Los Moros y localizado muy cerca del río Salado. En este sitio se asentaron familias provenientes de Monterrey e inmigrantes originarios de Coahuila, suscitándose en 1751 un traslado del poblado y otro en 1754, que lo colocaron en la ribera Sur del río Bravo. Revilla perpetuó el título del Virrey Güemez y Horcasitas.

Escandón

Con la Villa de Escandón (Xicoténcatl), fundada el 15 de marzo de 1751 al oriente del río Guayalejo, se pretendió dejar constancia de la importancia que para la Colonia tuvo don José. El poblado se constituyó con aproximadamente cien familias provenientes de la Huasteca, las cuales tuvieron que abandonarlo dieciocho meses después a consecuencia de los ataques de los indios, para más tarde rehabilitarlo, ya pacificada la tierra, el 18 de diciembre de 1754.

Hoyos

El 19 de mayo de 1752, antes de que ocurriera la rehabilitación de la villa de Escandón, otro grupo de colonos se unió a los sobrevivientes de la misión de San Antonio de Los Llanos, establecida en 1709, y creó la villa de Santo Domingo de Hoyos (hoy Hidalgo), situada al Sur del río Purificación.

Santillana

A fin de asegurar el tránsito entre la villa de Santander y el puerto de Soto la Marina, el 16 de diciembre de 1752 se erigió la villa de Nuestra Señora del Rosario de Santillana, en honor del primer virrey don Antonio de Mendoza, descendiente del célebre marqués de Santillana.

Mier

El 6 de marzo de 1753 se estableció la villa de la Purísima Concepción de Mier (hoy Ciudad Mier), para lo cual se requirieron familias previamente instaladas en Camargo. Dicho poblado se asentó en la margen Sur del río Bravo, en el sitio conocido como Paso de Cantaro, y debido a la riqueza de las tierras aledañas, hacia 1757 ya habían arribado a él nuevos colonos, ascendiendo en ese año a 274 sus habitantes.

Laredo

La última villa que erigió Escandón como parte de su programa de colonización del Nuevo Santander, fue San Agustín de Laredo (hoy Laredo), la cual, a semejanza de Soto la Marina, surgió de un frustrado intento por fincar un poblado al Suroeste del río Nueces. La ceremonia formal del establecimiento de Laredo ocurrió el 15 de mayo de 1755 en la margen Norte del río Bravo, teniendo por primeros pobladores al grupo destinado al río Nueces y a varias familias emigradas de Revilla, que en 1767 lograron expandir la jurisdicción de su villa hasta la ladera Sur del río.

LAS VEINTIUN

Con el establecimiento de Laredo sumaron veintiún poblaciones fundadas en la Colonia del Nuevo Santander. Esta cifra rebasó en siete a las que se habían fijado en el proyecto de colonización, aunque ninguna de ellas elevó los costos pactados originalmente, porque todos los excedentes fueron saldados por Don José de Escandón.

El criterio que se siguió para marcar la ubicación de las poblaciones estuvo regido, en primera instancia, por la calidad de la tierra y los recursos con que contaba cada paraje, pero también obedeció a requerimientos de tipo militar, que tenían por meta la defensa de los colonos y el apaciguamiento de los indios nativos.

Las noticias sobre la colonización del Nuevo Santander traspasaron rápidamente las fronteras de la Nueva España y de su metrópoli, para comenzar a reflejarse en la cartografía universal. Ejemplo de ello es el mapa titulado "Le Noveau Mexique avec la partie septentrionale de L’Ancien, ou de la Nouvelle Espagne de Rigobert Bonne", en el que además de Pánuco, Tamapul y Tanchipa, quedaron registrada Camargo y Santander. La fama de la Colonia se fincó en la relativa prosperidad de que rápidamente gozaron sus villas, explicándose este auge por el empeño que siempre puso Escandón en patrocinar la traza de caminos comerciales, la construcción de acequias y canales de riego, la introducción de ganado bovino y lanar, la localización de yacimientos de metales preciosos e incluso la convocatoria y selección de aquellos mineros que lo explotarían.

Una muestra del énfasis que se puso en la búsqueda de vetas áureas y argentíferas, lo constituye un mapa tardío de las fundaciones hechas por Don José Escandón en la parte Sur del Nuevo Santander, que es dominado por la representación de la sierra de la Tamaulipa Oriental y por la indicación de los sitios en que podía encontrarse buen mineral.

VILLAS TARDIAS

El auge que experimentaron los poblados desde sus primeros años, ocasionó que nuevos inmigrantes, sobre todo del Nuevo Reino de León, quisieran instalarse en la región.

Borbón

De esa manera surgió la Villa Real de Borbón (Villagrán), que fue fundada al pie del cerro de Santiago el 8 de mayo de 1757, por el capitán Domingo de Ungaza, quien condujo a las 160 personas que constituyeron su poblado original.

Visita de inspección

El éxito que tuvo la Colonia no dejó de despertar envidias y acusaciones sobre malos manejos en contra de Don José Escandón, a las cuales él se adelantó al solicitar al Virrey que se llevara a cabo una visita de inspección. Los encargados de realizarla fueron Don José Tienda de Cuervo y Don Agustín López, de la Cámara Alta, quienes en 1757 rindieron un informe favorable al Conde de Sierra Gorda, en el que solamente le exigieron fundara otras tres villas a su costa.

Cruillas

Debido al atraso con que se le comunicó el veredicto, Don José ejecutó el establecimiento de Nuestra Señora de Montserrat de Cruillas (Cruillas) hasta el 9 de mayo de 1766 en el paraje conocido como Los Encinos.

San Carlos

El 6 de junio de 1766 se plantaron los cimientos del Real de San Carlos Borromeo (San Carlos), con 200 pobladores provenientes de Linares, Burgos y Real de Borbón. Cuando Escandón se disponía a fundar la tercera villa que se le había impuesto, fue llamado a la capital del virreinato para que no tuviera injerencia en los dictámenes de una segunda visita de inspección a la Colonia, que fue realizada por el Mariscal de Campo Don Juan Fernando de Palacio y por el Licenciado Don José Osorio y Llamas.

San Nicolás

Mientras se recopilaba la información necesaria para inculpar a Escandón, un grupo formado por siete familias mineras que se toparon con los más ricos yacimientos de la Sierra de Tamaulipa la Nueva, fundaron el Real de San Nicolás ( San Nicolás) el 10 de abril de 1768.

Posteriormente, el gobernador interino, don Vicente González Satianés, decidió en 1769 cambiar la capital al Real de San Carlos Borromeo. Esta villa permaneció como centro administrativo por más de cuarenta años, siendo en esa época cuando se realizó la célebre y artística representación en perspectiva del Real de San Carlos, que incluyó datos sobre sus edificios, habitantes y jurisdicción; así como la planta de la casa de Don Ramón Martínez de Pinillos, que estaba siendo reconstruida en el año de 1808.

El veredicto de Palacio y de Osorio y Llamas contra don José de Escandón fue emitido también en 1769, y en él no se le pudo condenar por nada mayor a su retraso en la fundación de la tercera villa que había ordenado Don José Tienda de Cuervo.

Croix

Así pues, para cumplir este compromiso, el 3 de junio se llevó a cabo el establecimiento de la villa de la Purísima Concepción de Croix (hoy Casas), en un sitio denominado Tetillas, con la participación de colonos provenientes de Aguayo, de Llera y de Güemez. Debido a una inundación, hacia 1806 esta villa se trasladó a Paso de Piedras, quedando como testimonio del acontecimiento un excelente plano, en el que además se incluyeron invaluables datos relacionados con sus pobladores.

EL DECESO

Los protocolos para la fundación de Croix fueron ejecutados por don Vicente González Santianés, Gobernador Interino de la Colonia, puesto que Don José nunca retornó al Nuevo Santander y murió en la ciudad de México, a la edad de setenta años, el 10 de septiembre de 1770.

LA DIVINA PASTORA DE LAS PRESAS DEL REY

A partir de esta fecha y hasta el final del régimen virreinal, ningún otro proyecto de colonización volvió a tener los alcances del articulado por Escandón, pues aunque se insistió en la creación de nuevas villas, la única que se fundó fue la Divina Pastora de las Presas del Rey (hoy Aldama), localizada a orillas del río Tigre o Cachimba. La formación de este poblado tuvo lugar el 15 de abril de 1790, y el encargado de organizar a las 76 familias que lo integraron fue don Manuel de Escandón y Llera, hijo mayor de Don José. De esta villa también existe un excelente plano resguardado por el Archivo General de la Nación, en el cual se aprecia no sólo la traza y distribución de los solares, sino su ubicación respecto a Horcasitas y Altamira, a las sierras de Tamaulipas, de los Aretines, a los cerros de las Güertas, del Sombrerito y a las Montañas del Mar.

Con la fundación de esta villa cerró la era de colonización de la Costa del Seno Mexicano y se dio inicio a la consolidación de el Nuevo Santander.


CRONOLOGIA DE FUNDACION DE POBLACIONES


1748
25 de Diciembre - Villa de Llera.

1749
1 de Enero - Villa de Güemez.

1749
6 de Enero - Villa de Padilla, antes de que quedara bajo las aguas de la presa Vicente Guerrero.

1749
17 de Febrero - Villa de Nuevo Santander; Santander Jiménez a partir del 31 de octubre de 1827.

1749
20 de Febrero - Villa de Burgos.

1749
5 de Marzo - Villa de Camargo.

1749
14 de Marzo - Villa de Reynosa.

1749
19 de Marzo - Villa de San Fernando.

1749
2 de Mayo - Villa de Altamira.

1749
11 de Mayo - Ciudad de Horcasitas, Congregación Magiscátzin a partir de 1828, y González el 14 de octubre de 1927.

1749
19 de Mayo - Villa de Santa Bárbara, y Ocampo a partir de 1869.

1749
26 de Mayo - Real de los Infantes, y Bustamante desde mediados de 1828.

1750
3 de Septiembre - Villa de Soto la Marina.

1750
6 de octubre - Villa de Aguayo, Ciudad Victoria desde el 20 de abril de 1825.

1750
10 de octubre - Villa de Revilla, Guerrero 21 de noviembre de 1827 y Nueva Ciudad Guerrero en otro sitio, 1946, al quedar bajo las aguas de la Presa Falcón.

1751
15 de marzo - Villa de Escandón, y Xicoténcatl a mediados de 1828.

1752
19 de Mayo - Villa de Santo Domingo de Hoyos, e Hidalgo desde mediados de 1828.

1752
26 de octubre - Villa de Santillana, Abasolia desde mediados de 1828 y actual Abasolo.

1753
6 de Marzo - Villa de Mier.

1755
15 de Mayo - Villa de Laredo, ahora de Texas.

1757
8 de Mayo - Villa Real de Borbón, y Villagrán desde el 15 de noviembre de 1827.

1766
9 de Mayo - Villa de Cruillas.

1766
6 de Junio - Villa de San Carlos.

1768
10 de Abril - Villa de San Nicolás.

1770
3 de Junio - Villa de Croix, y Casas en 1827.

1790
15 de abril - Villa Presas del Rey o Presas, y Aldama 1829.

1821
6 de mayo - Villa Baltazar, fundado en la ya existente Congregación de San Baltazar, 6 de mayo de 1821, Morelos a principios de 1828 y Antiguo Morelos en 1860.

1823
12 de abril - San Anna de Tampico, y Ciudad Tampico, 24 de noviembre de 1828.

1849
14 de mayo - Miquihuana, en San Juan de la Miquihuana.

1849
15 de junio - Nuevo Laredo, en la ya existente Congregación Monterrey - Laredo.

1852
28 de mayo - Matamoros, en la ya existente Congregación del Refugio (1794), Ciudad de Matamoros (14 de mayo de 1834), Heroica e Invicta (7 de noviembre de 1851) y Leal (28 de mayo de 1852, oficialmente H. Matamoros).

1860
24 de mayo - Quintero dejó de ser cabecera municipal y pasó a Villa Juárez (el 19 de abril de 1921), en la Congregación de Canoas y antes rancho El Mante, y Ciudad Mante el 28 de octubre de 1937.

1860
1 de octubre - Nuevo Morelos, en la Congregación de Mesillas.

1868
7 de febrero - Méndez.

1869
6 de Mayo - Gómez Farías.

1924
1 de mayo - Villa Cecilia, y Ciudad Madero desde el 10 de octubre de 1930.

1924
30 de junio - Villa Mainero, en la Congregación de Potrerillos.

1950
11 de octubre - Ciudad Miguel Alemán, en la Congregación San Pedro de Roma.

1951
8 de septiembre - Valle Hermoso, reconocido con el rango de ciudad por decreto del 4 de marzo de 1953.

1961
11 de diciembre - Ciudad Río Bravo, en la Hacienda la Sauteña.

1968
20 de marzo - Gustavo Díaz Ordáz.

1971
27 de octubre - Nuevo Padilla.