Bienvenida/o a gr@tis.todo, donde podrás encontrar todos los recursos gratuitos. Se ve mejor con Microsoft Internet Explorer.
Direcciones cortas: http://gratistodo.esp.st/     http://gratistodo.pageurl.net/     http://gratistodo.clickurl.net

Consigue que te paguen por navegar en Internet, recibir correo electrónico, etc.

¡Pulsa en la imagen!
Todo Gratis

Te gustaría recomendar esta web a un amigo. y que pueda disfrutar de su contenido

Sitios Útiles
Enlaces Especiales
Premios Logrados
Mi banner en tu web
Derechos Humanos
Democracia
Liberalismo
Cursos y Tutoriales

El tiempo en Zaragoza (España) y cualquier ciudad del mundo:
Consigue tu cuenta de correo gratuita en Yahoo! en web y pop3.

Consigue traducir páginas web y texto en varios idiomas y navegar en ellos.
Libro de visitas
LibrodeVisitas



Grupo-egrupos

Subscríbete a la Lista de Correos gratistodo, sobre Programación, Informática e Internet, para hacer preguntas o contestarlas, para nuevos y expertos, ya somos mas de 6500:

Te encuentras en Democracia 
Inicio
Enviame correo
Free counter and web stats

DEMOCRACIA


"Si toda la humanidad menos una persona, fuera de la misma opinión, y esta persona fuera de opinión contraria, la humanidad seria tan injusta impidiendo que hablase, como ella misma lo seria si teniendo poder bastante, impidiera que hablara la humanidad. En una democracia pueden expresarse todas las opiniones, incluidas las que no nos gustan y hasta las que nos repugnan, sin mas excepciones que las que, por llevar aparejadas peligrosas consecuencias fácticas, están tipificadas en el Código Penal (matar por cualquier causa, aunque sea por motivos políticos o religiosos, terrorismo, apologia o apoyo al terrorismo, etc. etc.). Es mayor el mal que causa su prohibición y condena, que el supuesto peligro que su tolerancia entraña".


"Donde se disputa es fuerza que haya valedores de todas las opiniones, por extravagantes que sean. El derecho a la critica y el ejercicio de la oposición son dos de los pilares fundamentales sobre los que se sienta un régimen democrático. Pero ambos tienen sus limites en la vida y la seguridad de las personas y en las condiciones en las que estas desarollan su actividad."


"La democracia incluye como una de sus exigencias fundamentales la igualdad de los ciudadanos ante la Ley. La democracia no puede reconocer como valedores a quienes, amparados en supuestos privilegios inaceptables ética y jurídicamente, pretenden situarse bien fuera de la Ley, bien por encima de ella. Para los demócratas, la Ley es la Ley y es para todos por igual."


"Una democracia no está segura si el pueblo tolera el crecimiento de un poder privado u oficial (ejemplo: una empresa privada o un Grupo fáctico) hasta tal punto que se convierte en más potente que el propio Estado democrático. En esencia, eso es el fascismo".


¿QUE ES LA DEMOCRACIA?

El vocablo Democracia proviene de la palabra griega demokratia, demos (= pueblo) y kratos (= autoridad) y significa el gobierno de las mayorías en una unidad política.

Según se evidencien unos u otros de sus rasgos característicos o de sus expresiones posibles, se tendrán diferencias sobre el sentido del término Democracia.

A veces se lo entiende como la " forma de gobierno ejercida por el pueblo" ; o como sinónimo de " doctrina que tiende al nivelamiento en todos los aspectos de la sociedad"; a veces como la resultante del "sufragio universal" o bien como el "crecimiento de la evolución social hacia la igualdad que barre todos los privilegios, principalmente en el ámbito de las instituciones políticas"...

Lo importante es destacar que la Democracia es un sistema de gobierno por el cual una porción sustancial de los ciudadanos, ya sea en forma directa o indirecta, participa en las decisiones del Estado. Esto la distingue de otros sistemas donde las decisiones están controladas por una clase social o grupo (Aristocracia, Oligarquía), o bien por una persona individual ( Despotismo, Dictadura, Monarquía absolutista).

La Democracia es una forma superior de vida de las comunidades humanas, y el fundamento sobre la que está construida y que la hace posible es el respeto por la dignidad de la persona, que implica devoción por la libertad y la igualdad.


¿QUE SON LOS VALORES?

Desde el punto de vista filosófico, la expresión"valores" significa la cualidad que poseen algunas realidades por la cual son estimables.

Funcionalmente se dice que los valores operan como principios, a partir de los cuales se regulan las conductas y sirven como guía para los individuos yel grupo social. Esto lleva implícito que los valores forman parte del comportamiento selectivo, cuya característica principal es la de generar acciones intencionadas, encaminadas hacia un objetivo, aspectos ambos fundamentales en la acción político-cultural.

Si incursionamos en el significado literal de la palabra, vemos que la palabra valor es "la fuerza, actividad, eficacia o virtud de las cosas para producir sus efectos" y que la acepción valor cívico es "la entereza de ánimo para cumplir los deberes de la ciudadanía, sin arredrarse por amenazas, peligros ni vejámenes".

Quizás, frente a las actuales circunstancias y a una realidad con signos negativos como los que surgen de los trabajos recibidos y, asimilando la palabra valores a virtudes, podríamos meditar sobre una frase proverbial: Virtudes vencen señales, "con la que se da a entender que uno obra o puede obrar bien, no obstante los indicios o signos que argüían lo contrario".


LOS VALORES EN LA DEMOCRACIA

Toda sociedad organizada tiene como meta la realización de un valor suprema, supraindividual, que dé sentido al cuerpo social. Ese valor es lo que se denomina bien común. Es la meta que se desea alcanzar y que puede traducirse como el anhelo de bienestar para toda la sociedad.

El bien común reconoce dos aspectos: el primero es formal y contiene los valores ideales y fundamentales a los que aspira la sociedad: la libertad, la igualdad y la justicia; el segundo es el material y contiene las normas que dictará el conjunto social, a fin de hacer realidad los valores contenidos en el aspecto formal.

Si bien es cierto que el bien común es un valor supraindividual al que aspire todo el conjunto social, cualquiera sea el gobierno que rija, no es menos cierto que el aspecto formal adquiere en el ideal democrático una especial significación. De allí la necesidad de detenernos en particular en esos valores de libertad, igualdad y justicia.

LIBERTAD

La libertad es la facultad natural que tiene el ser humano de obrar en un sentido o en otro o de abstenerse de hacerlo, pero es también un derecho que debe serle reconocido dentro de la sociedad.

La libertad se manifiesta en aquellas situaciones donde el hombre pueda tener la posibilidad de seleccionar entre distintas alternativas y optar por alguna de ellas para su realización individual.

En el ideal democrático cobra especial relevancia la noción de posibilidad, es decir, que el individuo pueda escoger, manifestar y difundir sus propios valores. Esto se logra en un sistema socio-político que garantice el máximo de posibilidades objetivas de elección y el mínimo de condicionamientos para que ello sea posible.

La concepción democrática supone entonces la libertad de " poder hacer" dentro de un marco de responsabilidad, donde esté dado el espacio público que permita y garantice, tanto el libre ejercicio de las facultades de la persona como el de los procesos políticos y sociales.

En el orden social democrático, la libertad se manifiesta a través de derechos implícita y explícitamente reconocidos: derechos civiles, políticos y sociales.

Derechos civiles son los que se refieren a la personalidad del individuo con vistas a la consecución de determinados objetivos. Entre los principales se encuentran: libertad de pensamiento, de religión, de reunión, de enseñanza, de expresión oral y escrita. Todo sistema democrático que se precie de tal, deberá abstenerse de coartarlos y, en sentido inverso, deberá promoverlos.

Derechos políticos son que hacen referencia al ejercicio democrático-representativo de un Estado. Este ejercicio lleva implícita la noción de libertad activa y conduce a la participación de los ciudadanos en la determinación de la dirección político del Estado.

Derechos sociales son los que se refieren a la promoción social del individuo. Entre los principales se encuentran el derecho al trabajo, al estudio, a la salud, a la vivienda. De ser necesario, el Estado deberá arbitrar las medidas tendientes a garantizar a los ciudadanos un mínimo goce de estos derechos sustanciales.

El valor libertad expresado en derechos tiene una especial significación en un sistema democrático. Las libertades civiles reconocidas en el derecho, le darán al individuo la posibilidad de ser reconocido en su libertad personal y en su dignidad de hombre o mujer, así como la de desarrollarse según su propia individualidad. Las libertades políticas le brindarán la oportunidad de ejercer el derecho político de elegir y ser elegido, de representar y ser representado según su elección.

IGUALDAD

El valor igualdad en un sistema político hace referencia al principio jurídico por el cual se reconoce a todos los ciudadanos, sin distinción de clase, raza o religión, capacidad para los mismos derechos.

La igualdad jurídica presupone dos premisas: la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley y la independencia del poder Judicial. De ellas se desprende que todos los que se encuentran al amparo de la ley, gozan de su protección en la medida de su responsabilidad y cumplimiento. Supone asimismo que no puede haber predominio de los otros poderes sobre el poder Judicial ni complicidad entre ellos. Como decía Alexander Hamilton, no hay libertad si el poder de juzgar no está separado de los poderes Legislativo y Ejecutivo.

En un sistema democrático se pretende que la igualdad responda a criterios de proporcionalidad, equidad, mérito y acceso a las mismas oportunidades.

La ley debe reglar las situaciones de desigualdad de hecho para hacer efectiva la igualdad de derecho. La igualdad proporcional y la equidad van inextricablemente unidas y están referidas al aspecto distributivo de cargas o de beneficios que se reparten o corresponden a cada individuo. La pobreza y la desigualdad generan desconfianza y violencia e impiden la libre participación en la vida politica.

La igualdad por mérito se refiere a una cuestión de distribución y proporcionalidad en función de la acción que hace al hombre digno de premio o castigo. Cuanto mayor sea el mérito mayor será la recompensa. Todo criterio de distribución que se precie de ser equitativo deberá tener en cuenta el mérito.

La igualdad de oportunidades en las sociedades democráticas, no se refiere a la distribución de las distintas posiciones en la sociedad, sino en hacerlas accesibles a todos los ciudadanos por igual, desde un mismo punto de partida y desde el cual se pueda alcanzar el objetivo en función de la propia competitividad.

Para que exista igualdad de oportunidades, los individuos deben tener satisfechas las necesidades elementales. Es por eso que una sociedad democrática debe satisfacerlas para nivelar las oportunidades.

No podemos dejar de mencionar el rol que, en este aspecto, cumplen las organizaciones no gubernamentales (ONGs) que, imbuidas del espíritu de solidaridad, se crean espontáneamente para responder a necesidades genuinas de la sociedad.

JUSTICIA

La justicia como valor es un status que se desea alcanzar y está vinculado estrictamente al valor supraindividual del bien común. Incluye la justicia legal, la social y la internacional, como así también la esfera individual de la justicia distributiva.

La justicia legal corresponde al Estado a través de las leyes que tiendan al logro del bien común y a la implementación de las normas que obligarán tanto al ciudadano como a los gobernantes a su complimiento.

La justicia social requiere de una adecuada y proporcional distribución de la riqueza, la que puede verificarse a través de los precios, sueldos, rentas e intereses entre los distintos sectores y actores económicos.

La justicia distributiva nos remite al derecho de la justicia individual y al bien común, en cuanto genera cargas y reparto equitativo y proporcional entre los grupos sociales a través de políticas e instituciones generadas por el Estado.

Por último, la justicia internacional intenta generar un orden en el que los Estados puedan convivir en paz, a través de la cooperación y tratando de evitar o limitar aquellas situaciones de conflicto que comprometan la estabilidad y el buen entendimiento entre las naciones.


Los principios que promueven los valores democraticos

Los valores obran como una brújula que guía el ideal democrático y son fuente de inspiración de las leyes fundamentales.

Los principios obran como supuestos fundamentales de ese ideal y son los que imprimen la dinámica propia del ejercicio democrático. Hay tres principios que no pueden dejar de estar presentes en un sistema democrático: la legitimidad, el consenso y la representación.

LEGITIMIDAD

La legitimidad - que significa "conforme a derecho"- es un atributo del Estado que da la idea contraria a imposición, usurpación y utilización de la fuerza.

Un sistema democrático es legítimo cuando la mayor parte de la población ha manifestado por intermedio de los mecanismos pertinentes, conformidad y aceptación con respecto a las personas y a las instituciones que la representan.

La legitimidad se manifiesta a través de tres elementos fundamentales:

* la comunidad política, que es la representada y a su vez la que ejerce el reconocimiento de la legitimidad;

* el régimen, que constituye la estructura organizativa del poder político y está formado por las instituciones que responden a los valores democráticos;

* el gobierno, que conforma la cúpula que tiene a su cargo las funciones donde se concreta el poder político y cuya legitimidad está dada en cuanto haya sido elegido conforme a derecho y cumpla con las normas establecidas.

CONSENSO

El consenso es la actitud de un conjunto de personas que se traduce en la aceptación o en el comportamiento convergente y articulado con respecto a un fenómeno específico.

En los regímenes democráticos tiene particular significación, ya que reviste de legitimidad a sus instituciones en cuanto posibilita la aceptación común de las leyes, reglas y normas que aquéllas promulgan. Da cuerpo y sustento a un sistema de creencias compartido.

El consenso permite la previsibilidad de la conducta de una sociedad y es fuente de eliminación y prevención de conflictos. Su misión fundamental es la de mantener el orden público.

Como en la sociedad no puede haber consenso universal, el consenso parcial preponderante es lo que da legitimidad a las instituciones y lo que facilita el equilibrio propio de los regímenes democráticos. Es por lo tanto indispensable educar para la tolerancia, ya que el consenso y el disenso son realidades que se hallan en compleja interacción. De allí surge el camino de la convivencia, principio que aporta al conjunto social para que se tornen posibles: la igualdad, la garantía de justicia, la paz, la unión nacional, la seguridad, la tolerancia, la flexibilidad.

REPRESENTACION

El principio de representación es ejercido por los gobernantes en las funciones públicas jurídicamente autorizadas. Representan a los ciudadanos que los eligen y cuya voluntad se expresa a través del sufragio universal.

El principio de representación va asociado a conceptos que lo fundamentan: soberanía popular, legitimación, control político, participación permanente y transmisión de las demandas políticas.

DEMOCRACIA: la mejor opción para las comunidades políticas

El sufragio uníversal, el multipartidismo y el constitucionalismo, son los elementos más aptos para hacer realidad aquellos valores y principios que son esencia de la democracia.

El sufragio universal hace posible la igualdad y la libertad al otorgar el derecho de representar y ser representados a todos los ciudadanos sin distinciones. El multipartidismo funciona como el instrumento que permite la expresión popular a partir de principios y creencias dispares, de modo que funciona como el instrumento en el que se manifiesta la igualdad de oportunidades y la libertad de expresión. El constitucionalismo a través del equilibrio de poderes, posibilita el acceso en forma directa o indirecta al debate de ideas, al ejercicio de la capacidad de iniciativa propia, al control de los gobernantes, a la seguridad jurídica, con lo que se aseguran los valores de justicia y libertad.


LA EDUCACIÓN

La educación es el instrumento fundamental para la democracia.

La Democracia como forma de gobierno y más que ello, como forma de vida, será una mera mención retórica si no va acompañada del único instrumento que la hace posible: la educación cívica y moral de todos y cada uno de los miembros de la sociedad.

Sabemos que educar es la acción de perfeccionar intencionalmente las aptitudes específicamente humanas, tendiente a lograr el desarrollo de sus potencialidades y llegar a la plenitud para la que el hombre está dado. Por lo cual, educar, en una sociedad que aspire a alcanzar formas democráticas de convivencia, surge como un imperativo para dar respuesta a esa necesidad.

Es así que, la educación, como función que no pueden delegar las instituciones que la propia sociedad crea a esos fines, contribuirá no sólo al desarrollo integral del hombre, sino también a generar en él conductas sociales responsables, que obrarán como el mejor guardián de los derechos inalienables de todos y cada uno de sus miembros.

La democracia no sobrevivirá a través de los tiempos si no se transmiten a las sucesivas generaciones los valores que la sustentan.

Por todo lo expresado, creemos firmemente que educar para la democracia, es el medio más apto para hacer realidad los valores fundamentales del hombre, con vistas a la máxima realización social: alcanzar el valor supraindividual del Bien Común, para una convivencia en JUSTICIA, ORDEN y PAZ.


CONCLUSION

Es innegable que la democracia no es un fin en sí mismo, sino un medio para el logro de los objetivos superiores de la comunidad política. Se caracteriza por el hecho de que favorece el más completo desarrollo de la persona humana. Significa también respeto a la persona, en especial a aquella que no pretende negar los derechos de sus semejantes sino integrarse en una comunidad con ellos.

Podemos afirmar por eso que la democracia abre los caminos para la cooperación en libertad, con lo que tiende, por un lado a superar el individualismo extremo, y por el otro a impedir la anulación de la personalidad.

Es dable decir que la democracia constituye la síntesis del universalismo y del individualismo, cuando la voluntad general se transforma en algo más que un conjunto de voluntades individuales, lo que supone que cada individuo piense como miembro del cuerpo social, por encima de sus intereses privados.

Somos conscientes de que la democracia, como toda acción humana, es limitada en sus posibilidades de desarrollo y consolidación y debe hacer frente a enemigos externos y aún internos de su propia estructura. Los valores y principios que deberían darle sostén, muchas veces no se concilian con los vigentes en nuestras respectivas realidades socio-políticas.

Creemos, por lo tanto, que es necesario hacer un esfuerzo para analizar esta circunstancia y, sobre la base de este análisis, preparar las estrategias que puedan ayudar al afianzamiento y conservación de esos valores, que serán los que fortalezcan un sistema que es la mejor opción para las comunidades políticas de nuestro tiempo.


ecoestadistica.com

(C) Copyright gr@tis.todo -Carlos Fernández- 1998/2012
Página actualizada el 03/01/2012 20:11:29 hora de España